Los Tratamientos de Radiofrecuencia

Tratamiento de Radiofrecuencia en el rostro

Esta es una de las prácticas más requeridas en los centros de belleza y estética, no referimos al tratamiento de radiofrecuencia en el rostro.

• Tiempo del tratamiento por sesión: 45 a 60 minutos.

• Numero de sesiones: 5 como mínimo, dependiendo la aprobación del especialista.

• Aplicación de anestesia: No, pero alguna crema dérmica que el doctor tal vez se necesite.

• Resultados: a partir de la primera semana en adelante.

• Duración del efecto: óptimo y a largo plazo.

 

Tratamiento de Radiofrecuencia para celulitis y flacidez

Este  problema ataca a casi más del 90% de mujeres en todo el mundo; con este tratamiento de la radiofrecuencia se busca rejuvenecer la piel  mediante una serie de sesiones que activan el drenaje linfático. La persona que se somete a esta terapia deberá guardar descanso las primeras dos semana y evitar el contacto directo con el sol o lugares donde hallan temperaturas muy altas.

• Tiempo del tratamiento por sesión: de 60 a 120 minutos, incluso más.

• Número de sesiones: serán entre 8 a 12 sesiones.

• Aplicación de anestesia: Algunas cremas y/o geles.

• Resultados: en las primeras semanas.

• Duración del efecto: óptimo y a largo plazo.

 

Tratamiento Radiofrecuencia Bipolar

La importancia de este sistema es que afecta directamente la dermis a través de una alta temperatura y de forma localizada (cuerpo y rostro) para conseguir revitalizar la piel con el colágeno de nuestro organismo. El calor circula en nuestra piel de una forma controlada y con mayor penetración que la radiofrecuencia monopolar, cuales rayos actúan de una manera superficial.

Esta técnica actúa y se aplica en la celulitis, acné, estrías, arrugas, cicatrices, flacidez, reafirma la piel, tiene el efecto lifting y estimula el colágeno de forma natural. Esta técnica es muy eficaz ya que es capaz de garantizar grandes resultados en solo unas semanas.

 

Tratamiento Radiofrecuencia Monopolar

Este tipo de técnica trabaja de forma más general y superficial pero penetra el calor a gran profundidad para reducir las grasas y eliminar las arrugas cutáneas de la piel. Tiene una frecuencia resistiva de 0.5 MHz por lo tanto llega hasta 4 cm de profundidad para eliminar la celulitis y tiene el efecto de restaurar la piel y devolverle firmeza. La radiofrecuencia, hoy en día, tiene la posibilidad de doblar su potencia, sin la necesidad de enfriamiento, cambiando los efectos de la tecnología monopolar a bipolar.

 

Tratamiento Radiofrecuencia Tripolar

Para beneficiarse de la radiofrecuencia tripolar se necesita de los equipos más innovadores y costosos ya que es una combinación de los dos anteriores: tratamiento monopolar y bipolar. La energía de los rayos láser es mínimo por lo que reduce el riesgo de quemaduras. Se puede realizar en varias partes del cuerpo como rostro, cuerpo, cuello, abdomen, brazos y muslos. Este tipo de radiofrecuencia es mucho más focalizada y de mayor profundidad y calor interno para lograr eliminar los depósitos grasos con eficacia.

El calor es mayor en la zona aplicada porque la energía es mínima, esto hace que no se necesite mucha potencia para producir el mismo efecto que la radiofrecuencia bipolar y monopolar. Al aplicar los rayos en los tejidos grasos, sus moléculas  tienden a deformarse, estas son atraídas en sentido opuesto, causando una  fricción en ellas, entonces cuanta mayor frecuencia, mayor fricción y por lo tanto, mayor el calentamiento, sin producir riesgos de quemaduras

comments powered by Disqus